Sipnosis
Memento Mori
Tras el festival

Fue un mes de locura, el que transcurrió luego del Festival de Invierno, luego de los cepelios de las víctimas, el poder quedó en las manos del Gobernador, Everett Goodweatherm tendría el control total sobre la ciudad, pero Azuka había logrado parte de su objetivo: Los rumores de que el gobierno de Washington ya no estaba tan convencido de compartir el poder con los vampiros; la situación se estaba saliendo de manos, y los cainitas y garras rojas parecían estar ganando la partida. Pero ninguno de los artífices de la destrucción, pensaron que los berkeser se volverían un problema para todos, porque los vampiros que no fueron asesinado por ellos, se transformaron en berkeser, que se han transformado en una manada que deambula por las alcantarillas atacando a quien se les enfrente o quien esté en su menú del día.

Humanos y Vampiros ya no tenían una alianza tan sólida como antes, y las desconfianzas estaban surgiendo.

Mientras que en medio quedaban los licanos, o por lo menos, parte de ellos, Fenrir y Fianna, pero quien padeció la peor parte fueron los Fenrir que en el atentado perdieron a su líder, del que jamás encontraron el cuerpo. Quedaría en manos del nuevo líder de los Fenrir y de Gissiel Earhart, determinar el destino de su clan y tradiciones, pero entre los licanos, se sabía la atrocidad cometida por las Garras Rojas, comandados por Arthur Redclaw, que se habían vuelto muy fuertes.

Por su parte, los rebeldes, el pequeño grupo de disidentes ya no parecían estar tan solos en su lucha, el gobierno de Washington los contactaría extra oficialmente para conseguir sus fines: controlar la ciudad, de una o de otra manera. Etienne LeBlanc, tendría que decidir..

On Line
*
Meses
OUTLINE
Memento Mori
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Derechos de Autor
Licencia Creative Commons

Memento Mori por Andrea, Nazaret y Melisa se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Memento Mori.

Licencia Creative Commons

diseño, códigos y tablas por Faeledhel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en perfil:Faeledhel.

Tactics of the absolute

Ir abajo

Tactics of the absolute

Mensaje por Invitado el Miér Oct 31, 2012 3:49 pm

Hospital militar principal, a las 3:00 am justo tras el festival de los cerezos.

Evacuar en helicóptero a último minuto justo antes de que el lugar fuese bombardeado por los stealth bombers para dejar una hermosa marca que recuerde la catástrofe sufrida. Suena a una típica película norteamericana. Tras el desastre los pasajeros del Blackhawk habían sido llevados al hospital militar que más adelante se convertiría en el principal centro médico de la ciudadela humana. Como hospital militar, ya tenía integradas algunas de las medidas básicas para el control. Las pérdidas sufridas habían sido tremendas, tanto civiles como militares, y los sobrevivientes habían sido traídos aquí para ser tratados. Las espiritistas eran nuestra principal preocupación tras el evento. Era evidente que de una u otra forma estaban directamente vinculadas con las causas de la apertura del portal, en especial aquella que ahora yacía inconsciente. Tras discutirlo principalmente con Raven y Dimitri, acordamos llevar a cabo una pequeña reunión con uno de los dirigentes de los brotherhood, a quien las cámaras de las torretas habían captado saliendo de la zona antes de que ésta fuese destruida. En un principio no habría intención de entregarla, sino de buscar responsables, y algunas respuestas.

Con la ayuda de la integrante espiritista del equipo, Venerys, quien se encontraba bajo mi cuidado personal para evitar que caiga en malas manos como pasó con Temperance, enviamos un mensaje con un espíritu a Pietyr Von Abel indicándole un punto de reunión donde le esperaríamos. El hospital estaba lógicamente acordonado y vigilado, por ende le esperaríamos al interior del perímetro, y al exterior de la edificación. De esta forma si el tono de la conversación sube, no comprometeríamos la tranquilidad interna del hospital, y a la vez no delataríamos el cuarto donde se estaba examinando a la vasalla del príncipe de la ciudad, a menos que fuese necesario. Además, claramente, el objetivo visual era lograr comunicar la gravedad de la situación. En sí la presencia del resto del personal no tenía mayor utilidad que esa, puesto que en caso de que se de lo peor, nada más me bastaría con sacar el crucifijo que traía colgando de mi cuello, oculto bajo mi ropa.

Vestía mi habitual uniforme, pero mi máscara estaba alzada hasta la nariz, dejando al descubierto una tez caucásica, un rostro afeitado y un cigarrillo Camel entre mis dientes. Rara vez fumaba, pero podría decirse que tenía los nervios un tanto tensos tras el escape, cosa que no exteriorizaba más allá del humo que salía de mi boca, ya que mi actitud seguía siendo la misma de siempre. Mi vestimenta tenía algunas quemaduras a la altura de las piernas, que me había llevado antes de subir a la escalera colgante de Zephyr al ser casi alcanzado por una llamarada de un demonio. Estuvo bastante cerca, ya que de haberme dado de lleno no había manera en que hubiera podido sobrevivir. No tendría como apagar las llamas desde la posición en que me encontraba, ya que rodar por el suelo no era opción. Mi señor me había dado otra oportunidad para vivir, una nueva oportunidad para tomar mis armas y servirle, y no la desperdiciaría. Junto a mí se presentarían Dimitri Volkov y Raven Belmont, quienes me acompañarían durante la reunión, aunque desconocía si el vampiro traería compañía. Lo hiciese o no, no cambiaría mucho la situación.

(off: bien, si quieres traer a alguien más, pietyr, adelante xD con dafnée haré un hilo aparte.)
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tactics of the absolute

Mensaje por Invitado el Jue Nov 01, 2012 2:59 am

Cuando Pietyr escuchó lo que el mensajero espiritual le dijo, meditó bien sus opciones.

Era cierto que los humanos actuaban como siempre habían hecho, haciendo uso de su astucia e inteligencia para resolver conflictos. Si bien era una forma muy civilizada de proceder, aún quedaban ciertos vestigios de instinto y miedo dentro de las pláticas, en todo caso ¿por qué habrían de retener a Temperance si no temieran por algo?

Miedo. Quizás el significado de la palabra se había desvirtuado del vampiro. Quizás si hubiese sido más cuidadoso con Temperance ella no...

Desvariaba por unos momentos. Ese lejano recuerdo que tenía de poder. Poder para controlar lo inevitable. A veces esa idea se le metía en la cabeza, pero no duraba mucho.

En fin, el punto era que los humanos... militares por cierto, tenían bajo su custodia a Temperance, y aunque sus intenciones eran (o parecían) buenas, él sabía que sus métodos no eran de su aprovación.

Por otra parte, Pietyr pensaba que quizás fuera mejor que ella estuviera con otros seres humanos. Quizás le serviría para soportar el peso de sus torturas...

Esa duda sólo le duró un momento, pues ella misma le había dicho a él, meses atrás, que se sentía más cómoda en medio de los condenados que de los de su misma raza. Y si bien fuera cierto que los militares la cuidarían, eso no significaba que gozaran de la mayor protección posible. Inclusive, él mismo le había dicho a Temperance que si ella no se cuidaba, no habría poder alguno que la salvara del peligro. Ella misma tendría que desarrollar los medios para su salvación.

Así pues, Pietyr seguiría sus propias palabras. No por el hecho de que haya sufrido (y a su vez provocado) una catástrofe en el mundo, ella debería encogerse bajo el ala de otros. Si Temperance habría de ser "libre" debería pagar el precio de esa libertad ella misma, bajo su propio criterio y en pleno uso de su conciencia.

El vampiro acudiría a su cita, sin importarle el estado maltrecho en el que estaba. Su mandíbula estaba pegada en su lugar por fuerzas invisibles, pues los músculos y piel que deberían sujetarla habían sido desgarrados por el simple corte de la espada de la Guerra, en una magnífica ejecución.

(...llegando al lugar)

Su aspecto probáblemente no daría mucha confianza. Un muerto ambulante, con los colmillos y mandíbula expuesta, caminando por entre el hospital, arrivando hacia el lugar designado. Entre tanto, Pietyr trató de entender cómo era que los militares habían enviado a un espíritu en su llamado. Claro, la primera respuesta era que tenían a un espiritista de su lado también, pero no podría haber sido Temperance, pues ella se habría referido a él con más peculiaridad en su mensaje. De ser así, entonces ellos podrían "ver".

En efecto, Pietyr iba acompañado por otros 3 individuos, igual de maltrechos y heridos que él. Del grupo que había entrenado personalmente, sólo ellos 3 habían sobrevivido, y ahora, habiendo sido bautizados en las forjas de la guerra, se habían ganado el respeto del vampiro, y ellos a su vez, formarían parte de la Guardia de Honor de Pietyr. Pero su espiritista (Venerys) vería que su compañía se extendía un poco más: Una Hueste de almas en pena le rodeaba, apenas visibles y sin mucha intensidad. Pero eso no era lo más "preocupante" si se le pudiera decir así, sino que a sus flancos, 2 Espectros flotaban con sus largas capuchas y su gran hoz; los Jardineros de la tierra de los Muertos. Ellos habían sido responsables por recuperar las almas que los Demonios Devoradores consumían, para llevarlas a su destino original.

Por todo lugar done Pietyr caminaba, además de sentirse la brisa fría característica de la presencia de fantasmas, así también los aparatos electrónicos y las luces comenzaban a fallar. Era un efecto extraño el que los fantasmas, incorpóreos causaban sobre la tecnología. En fin.

Cuando Pietyr llegara frente a frente con Ghost, la imagen sería algo sublíme: El Militar, con su casco a medio poner, mostrando un cráneo en la parte de arriba, con la boca descubierta. El Vampiro, con los colmillos expuestos y la mandíbula, casi sin carne y con sangre coagulada en la parte inferior de su rostro, parecía que hacían juego. Entonces, sin poder pronunciar palabra, y estando muy al pendiente de la comitiva de bienvenida de los humanos (de Raven, sobre todo), Pietyr hace uso de su fuerza telepática para comunicarse. La voz que se escucharía en las cabezas de todos los presentes sonaba (por obvias razones) un tanto tétrica:

- He venido... por Temperance...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tactics of the absolute

Mensaje por Invitado el Jue Nov 01, 2012 6:23 am

Había discutido con Ghost la reunión con los vampiros, y si bien yo sabía que eran buenas intenciones de su parte, el sabía que a mi me desagradaban los mosquitos humanoides...por sobre todas los demás juguetes del abismo que habían venido a la tierra hacía ya varios años, y recientemente en el festival de los cerezos.
No estaba de acuerdo con la reunión, de hecho esperaba poder matarlos por mi cuenta, pero esa no era una decisión que me correspondiese, sin embargo si una situación que podría provocar...

Llegué al lugar de reunión sin mi característico traje (es muy pesado para tenerlo todo el día encima) pero si armado, con una apariencia de "por si las dudas".
Mi rifle de asalto FAD, mi pistola, varias granadas, y colgando a la espada 5 regalitos llamados molotov. Sabía lo mucho que ellos odiaban el fuego.

En lo que Ghost tomaba posición, tomé asiento en el piso, recargado contra la pared y saqué un cigarrillo, lo prendí, y di 3 bocanadas generosas...justo en ese momento nuestras citas para el baile arribaron, 4 vampiros hechos harapos...y uno de ellos, sin articular palabras dijo:

He venido...por Temperance

Dí por favor...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tactics of the absolute

Mensaje por Invitado el Jue Nov 01, 2012 7:48 am

He venido...por Temperance

Dí por favor...

Y quizás te la demos después de destruir tu necrofago cuerpo

Fueron palabras que se escucharon apenas segundos después de que hablara su aliado Dimitri, pero no era todo lo que se escucharía o vería, pues el cazador Black skull sabia de lo que ese vampiro era capaz, (mencionaste en un post que yo vi tu magia y que sabia al respecto) alguien que maneja magia negra, por instinto tenia que matarlo ya, por lo que a la par de aquellas palabras, una escopeta sobresalió aun costado de su aliado Ghost, a la altura de su hombro, apuntando directamente a pietyr, aun lado de ghost, aun que un poco mas atras que el se encontraba Raven, aun con su atuendo de la misión, era ligero por lo que aun llevaba su mascara puesta y su traje, con aquel enorme escudo de los Black skull que los distinguía, ademas de obviamente sus armas, entre ellas la que ahora apuntaba a pietyr, su escopeta de 32 bonitos cartuchos capaces de ser disparados a gran velocidad, un arma bastante útil para aniquilar enemigos rápidamente sin recargar tan siquiera

Off: eso, tengo la mascara puesta, si tu vampiro tiene mas de 100 años seguro conocerá a los black skull, no se conoce su identidad (de ninguno) solo que son cazadores de mucho tiempo atrás, bastante y son muy peligrosos (para los vampiros claro :3) y te dice negrofago por que así les llama el a los que hacen magia negra y esas cosas XD no se me ocurrió otro nombre
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tactics of the absolute

Mensaje por Invitado el Vie Nov 02, 2012 4:57 pm

El vampiro se presentó con un pequeño grupo de hombres. Traían pinta de haberse peleado con la suegra... todos a la vez. Su mandíbula desprendida me recordó el momento en que lo había dado por muerto durante el combate. Esa estocada aparentemente letal que le había propinado el jinete del apocalipsis, que desde mi perspectiva había parecido una sencilla decapitación. Al parecer sus guerreros habían quedado igual de despedazados que buena parte de mis fuerzas de infantería. Las primeras palabras que emitió, evidentemente por medio de telepatía ya que su boca difícilmente podría masticar un chicle sin caerse, iban directo al tema, aunque lo abordaba de una forma que tanto para mi equipo como para mí pareció un tanto fuera de lugar. Raven era parte de una fraternidad que tenía entre sus prioridades evitar catástrofes como la que habíamos presenciado esa noche. Era esperable que le molestara la manera de "hablar" de nuestro invitado.

Cuando vi su arma pasar por al lado de mi brazo, se la bajé lentamente con la mano del lado contrario, cambiando mi postura levemente, sin perder de vista a nuestros invitados, para decirle algo en un murmullo, no con intención de que el antropófago no escuche (ya que con sus sentidos aumentados no tendría problemas para escuchar) sino que con intención de expresar calma en mí mismo. Cosa bastante difícil debido a la intoxicante tensión a la que habíamos estado sometidos aquella noche. Sin embargo, mi otra mano sujetaba mi rifle, en caso de que alguno de sus hombres reaccionara de manera que requiriera mi inmediata reacción. Si alguno intentaba agredirnos, sentiría su cabeza ser arrancada una ráfaga de tres tiros en su cuello sin tardanza, y eso en caso de que Dimitri no se me adelantase. Si bien mi primera opción era la de sacar el crucifijo, la movida del cazador no me daba suficiente tiempo de reacción como para llevar mi mano a mi cuello, de modo que debería tomar la cruz a toda velocidad a la vez que disparo, si la necesidad se presenta. - Stay cool. - fueron las palabras. En sí a estas alturas me daba igual que le volaba la cabeza con un disparo de esa arma, pero por motivos casi políticos prefería que esa "charla" se mantuviera lo más fría posible. Ya podría descargar los cartuchos si el vampiro se negaba a cooperar. Me volteé hacia Pietyr y me saqué el cigarro de la boca tras darle una calada.

Dejé ir el humo mientras comenzaba a hablar. - Hace algunos meses, un pacífico evento organizado por los Brotherhood acabó en una masacre. Así mismo, durante una visita tuya a una base militar, ésta acabó siendo atacada por toda una horda de vampiros. - comencé recordándole el Winter Festival y el conflicto donde le había conocido, antes de llegar a lo que nos convocaba. - Ahora una espiritista bajo el directo cuidado de tu organización causa, con o sin intención, una nueva matanza con grandes alcances a corto y, potencialmente, a largo plazo. -

Esperaba no tener que dar mayores explicaciones respecto a los daños sufridos, ya que el conteo de víctimas fatales aumentaba conforme pasaban las horas, y eso sin contar los desaparecidos y daños materiales. Los servicios médicos y de rescate estaban trabajando a full capacidad para salvar cuantas vidas fueran posibles, mientras que los servicios de inteligencia analizaban las grabaciones para reunir información sobre las nuevas bestias sobrenaturales que habían llenado nuestros radares. Ésta sería posiblemente la peor tragedia vivida por la ciudad en los últimos años, después del winter festival y el paso del huracán Sandy (XD). Sacudí la ceniza de mi cigarrillo en el aire para limpiarlo antes de continuar. - Entenderás que necesitaremos discutir los términos y condiciones con un cuidado mucho más prolijo esta vez, por prevención. -
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tactics of the absolute

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 03, 2012 8:35 am

El vampiro reconocía la presencia del Cazador, el Black Skull a apenas unos metros de él.

Entonces, al escuchar las palabras de Dimitri (e inmediátamente después, de Raven), y antes de que Ghost comenzara una plática un tanto más profunda, Pietyr dijo, así como se le había indicado:

- Por favor...

La voz de su mente no era ni amenazante o altanera. De hecho, lo dijo con tanta naturalidad que parecía sincero. Y lo era, pero ese no es el caso.

Ahora bien, tomando en cuenta que Raven estaba a tan sólo jalar el gatillo para comenzar una batalla, Pietyr quedó desconcertado...

Para Dimitri:
A veces ocurre que, con la presencia de seres etéreos o espirituales, el ambiente cambia de cierta forma. Una de esas manifestaciones es en forma de voces en la mente (no como la de Pietyr, hablándo con telepatía, sino pensamientos que una persona sin entrenamiento en lo espiritual no podría distinguir como ajenos). De esta forma, y sin control de parte del Vampiro, ocurriría lo siguiente:

Voces, como susurros se harían presentes a tan cercana proximidad con la hueste fantasmagórica que traía consigo el vampiro. Hablarían frases difusas y sin ningún orden en particular a Dimitri:

"¿Qué estás haciendo?"
"No deberías estar aquí"
"¿Qué pasa si te ataca?
"¿Cómo te vas a defender?"
"Las Molotov no te servirán de nada, ¡él está muy cerca!"
"Esa escopeta de Raven te va a reventar los tímpanos, ¡no permitas que la dispare!"
"¡Debiste quedarte con tu Juggernaut! ¿Por qué te lo quitaste?"
"¡Vas a morir sin tu traje, lo necesitas!"
"¿Qué estás haciendo, por qué no has preparado tu arma, qué no ves que te puede atacar?"
"No vas a reaccionar a tiempo... estás muy cerca, hazte para atrás un poco... ¡apunta tu arma y vuélale los sesos!
"¡Huye, vete de ahí, tu nada tienes que hacer aquí!"
"No necesitas que Ghost te de la orden, tu mismo puedes actuar... no necesitas su permiso... anda, es un mosquito menos... no le hará daño al mundo

(los pensamientos se podían ir haciendo más complejos a mayor tiempo. Esto ocurría por la intensidad de los fantasmas y la proximidad y la tensión de la situación, pero de ninguna forma obligarían a Dimitri a hacer nada, es meramente de "ambientación")

(Off Rol: el evento en el Spoiler no debería de afectar a Raven, que tiene entrenamiento en lo espiritual, ni a Ghost, que está enfocado en mantener una conversación, más que un enfrentamiento)

Después, el vampiro escuchó lo que el militar tenía que decir. Estaba confundido porque, hacía tan solo unos instantes, le habían dado las condiciones de la liberación de Temperance: pedirlo por favor, y dejar que lo asesinaran. Y cuando eso no pasó, y más aún siendo cuestionado por Ghost acerca de la efectividad que la Brotherhood tenía como grupo para evitar una catástrofe, entonces respondió:

- ¿Por qué musitar palabras... que no van a ser honradas?...

Y sin dar paso a respuestas amenazantes por parte de Dimitri o Raven, continuó:

- Comprendo... perféctamente. Y sin embargo... creo que Ustedes aún no: estos eventos.. estaban profetizados. Aunque suene a simples boberías, ya saben el peso verdadero que las fuerzas del Infierno tienen. ¿Creen Ustedes que una serie de simples acciones... de las cuales, por cierto apenas y tienen control, iban a detener un evento de magnitudes tan profundas?

En un inicio, no era su intención debatir, pero el Comandante de los Militares parecía ser una persona letrada, educada y con dotes de lider. No por nada era la persona a cargo. Y siendo así, se le ocurrió que podía mostrar sus puntos de vista... aunque fueran a ser descartados por la mentalidad pragmática y cerrada de la milicia.

- No es una excusa, Comandante... ¿Rogers, verdad? Era un hecho que la misma Temperance Brunswick sabía. Ella fué la que me advirtió que no importaba cuan precavidos fuéramos, estaba destinado a ocurrir. Ahora bien, si pretende decirme que bajo su control ningún mal puede acechar de nuevo a un espiritista... espero que sea sensato y comprenda que son sólo ilusiones suyas.

Eran palabras un tanto duras y contundentes para una persona que sólamente buscaba el bien común. Todos los militares piensan que están salvando al mundo con sus acciones, y varias veces, como esta, era cierto. Es sólo que Pietyr no podía sentir a Temperance. Su espíritu estaba.. ausente, aún estando tan cerca de ella. No tenía tiempo para debatir acerca de estrategias con los humanos. Debía ver a Temperance, y asegurarse de que estuviera con bien.. o todos sus esfuerzos apenas hacía unas horas, habrían sido en vano, y su amiga habría muerto bajo su guardia...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tactics of the absolute

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 03, 2012 9:21 pm

Raven escucho atento las palabras de aquel vampiro, por ni un motivo permitiría que se llevara a la espiritista, era obvio que no eran de confiar, si lograron abrir un portal cuando ellos la cuidaban, abrir otro tenia grandes posibilidades

Sin ningún respeto vampiro, pero ya vimos su error, antes de que todo esto ocurriera, no se me había informado la presencia de espiritistas entre los de su clase, de saberlo preferiría matar a la espiritista antes de que caiga en malas manos, prefiero la muerte de una inocente a la de miles como paso hoy, como black skull no puedo permitir la muerte de los humanos, pero de ser muy necesario...

hizo una ligera pausa y dio un paso al frente para estar aun lado de ghost, todas las palabras que decía eran verdad

Ella, se queda aquí, donde un black skull pueda protegerla, tal vez, sabrás de que somos capaces, en Inglaterra, esta pasando lo mismo, solo que alla, el infierno no es para los humanos, es para ustedes

Inglaterra era el territorio de Black skulls, por lo que la presencia de cazadores en esa ciudad era extremadamente fuerte y mas por tener el apoyo total del ejercito y el gobierno, pues eran la fuerza mas preparada contra los demonios y vampiros

Ghost, ella se queda -miro al vampiro- No dispare por no poner en peligro mas vidas, pero cuando te vuelva a encontrar solo, sera diferente...un black skull siempre cumple su palabra vampiro, tenlo por seguro

En ningún momento aleje mi mano de aquella escopeta, si bien ghost la había bajado, la mantenía firme para apuntar rápidamente en caso e que atacaran ellos
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tactics of the absolute

Mensaje por Invitado el Miér Nov 07, 2012 8:35 pm

En los pasillos del Hospital.
Toda la agitación de hacía unos minutos continuaba presente, daba vueltas en mi cabeza y a pesar de los cuidados que se me habían dado al llegar, continuaba mareada por todo el bullício que no cesaba en mis oídos, las imágenes pasaban por mis ojos como una película sin pausa y auque los cerrara continuaban ahí; explosiones, muertes, derrumbes, demonios, esa luz brillante en el cielo. El portal había sido impresionante en la peor de las maneras pero no dejaba de ser un suceso único que no terminaba de comprender. Había escuchado por el auricular de los militares de la iglesia que se daba la orden de asesinar a cualquier espiritísta que tratara de escapar pero no sabía el por qué, ellos tampoco sabían de mis dones y por ello me sentia medianamente a salvo pues contaba con Dimitri al cual, por cierto, perdí de vista luego de dejar al sacerdote en manos de enfermeros que lo atendían.

Avancé en busca de la única persona de la que tenía conocimiento, escaso, sí pero era alguien en quien confiar. Iba abrazada a mí misma, pensando en que no sabía a dónde ir luego de que Dimitri se despidiera de mí. Conforme avanzaba en dirección a una puerta al fondo el pasillo notaba un ambiente más denso, lejos de estar cargado con la pesadez de la desesperanza y ansiedad de los sobrevivientes, aquello tenía un origen distinto, más oscuro.

-Está tras esa puerta.- me advrtió un hombre que llevaba la camisa desgarrada.- Deberías ir.
-Gr..gracias.-asentí y di los pasos un poco más rápido.

Antes de entrar escuché la conversación desde afuera con la puerta entreabierta. Tenía el corazón desbocado, no escuchaba a Dimitri pero debía estar ahí, lo único que percibía era una voz que no entraba por mis oídos sino directamente en mi cabeza. Una voz serena pero imponente, decretando algo respescto a eventos profetizados. ¿De qué se trataba todo eso?
Empuje la puesta cuando la voz cesó y miré a quien buscaba contra un muro junto a dos hombres, uno con una máscara y el otro con una amenazante escopeta. Había también 4 vampiros e incontables espíritus con un lamento eterno.

Era un momento incómodo pero ya no había marcha atrás.

-Disculpenme.- me escabullí hasta llegar a donde Dimitri, quien se veía aturdido.- ¿Debo retirarme?

En ese momento noté que en su mirada había algo de turbación, como si atendiera diversos pensamientos confusos. Lo que yo escuchaba eran voces de los espíritus que rodeaban al vampiro de peor aspecto, el que tenía casi destruída la mandíbula, se acercaban a Dimitri y lo analizaban de pies a cabeza para echarle en cara las carencias de su condición humana. ¿Por qué sólo a él?

-Dimitri, permítame.- levanté tímidamente las manos para colocarlas a ambos lados de su cabeza, a la altura de las orejas, forzándolo a verme.- Míreme directo a los ojos, concéntrese en ello, las voces se irán.- Mientras hacía esto el hombre de la escopeta decretaba nuevamente sus intenciones de matar espiritistas. Vaya suerte la mía al estar junto a él pero ahora sólo quería evitar que los espíritus continuaran acosando al militar.- Ponga su mente en blanco, ignórelos porque si les presta atención lo van a volver loco. Yo entiendo lo que es oírlos sin querer.- "Déjenlo en paz" pedí a los espíritus que bien podrían escucharme. "Vuelvan a donde su amo, sirvan pero sin dañar a los demás" Cerré los ojos e intenté llamar a un alma más en esa habitación tan tensa.

-Aquí estoy, pequeña.- apareció Sarah con su mirada amable.-No será fácil contra todos ellos pero no te dejaré sola.- El fantasma colocó también sus manos sobre la cabeza de Dimitri, si que éste pudiera sentirlas, creando una especie de barrera para los intentos que terminarían siendo fallidos para el resto de los etéreos. Bajé mis manos y sonreí al militar.

-Eso ayudará.- di media vuelta para atender la convesación que se desarrollaba entre los vampiros y humanos, amenazas por doquier y un nombre de mujer que hacía eco. No sabía que estaba pasando pero el asunto del Portal no se había acabado con el cierre del mismo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tactics of the absolute

Mensaje por Invitado el Jue Nov 08, 2012 4:24 am

No había terminado de decir mi amenaza...cuando distintas voces empezaron a invadir mi mente, y confundirme...no sabía que ocurría, así que intentando aparentar calma, saqué un cigarrillo y me puse a fumar.
Aún así las voces no paraban, y estaba apunto de sacar mi arma para volar en pedazos la cabeza del vampiro (que a mi parecer era el culpable, y si lo mataba esto cesaba) , cuando la puerta se abrió.

Amber...¿qué haces aquí?

No terminaba de decir eso cuando ella, notando mi perturbación se acercó y tomándome con sus manos me hizo concentrarme en ella, para alejar poco a poco las voces y llenarme de calma. Al principio pensaba que simplemente me transfería seguridad su presencia, pero poco a poco me dí cuenta de lo que sucedía. Si bien el mundo espiritual no era algo que me atañera, o importara...creo que al menos podría reconocer cuando un espíritu anda haciendo de las suyas...y cuando se alejaba...

Muchas gracias Amber, llegaste en el momento justo dije por lo bajo Ahora....necesito pedirte un favor...que confíes en mí, tenemos que hablar, fuera de aquí, esto se resolverá solo...y apuesto a que después nos podrán dar los pormenores de esta plática...sígueme por favor Dije avanzando por el mismo lugar que ella había llegado. No sin antes alzar la mano con el dedo medio levantado al aire, a un punto vacío en el espacio riéndome y susurrando Que te den gasparín
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tactics of the absolute

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 17, 2012 3:24 am

Off Rol: "Threadomancy" arte necromántica de revivir hilos de un foro... justo lo que estoy haciendo, hehehe. Nah, quería dejar cerrado el tema, así que espero le podamos dar fin!

Muchas cosas ocurrieron en esos momentos. Todas dignas de que Pietyr las reflexionara.

Primero, había confundido el rango del "Mayor" Rogers. Había pasado tanto tiempo alejado de la "milicia moderna" que había obviado el detalle de las insignias que colgaban. Ese era un error imperdonable... pero por fortuna, le llamó por un rango más elevado, y esperaba que ello no profiriera un insulto. Ya lo hablaría con él para disculparse de ser necesario.

Pero además de eso, en la habitación entró una mujer. Una mujer que percibía a los fantasmas a su alrededor. Al principio dudó un poco, pues el ambiente ya era naturalmente tenso. Pero luego, ella hizo algo que pareció calmar a dichos fantasmas. Éstos no estaban bajo su mando, sino eran los lamentos de todas las personas muertas en la apertura del Portal, perdidos e iracundos. A su parecer, estaban afectando al soldado que le había hablado al principio. Amber era el nombre de la mujer. Una espiritista sin duda. Recordaría ese nombre...

En cuanto a Dimitri, un soldado hecho y derecho, curiósamente era al que más entendía de todos los presentes: duro, sin miedo ni remordimiento. Listo para saltar a la acción aún si sólo llevara sus manos al combate. Y por supuesto, grocero y mezquino, como eran todos los guerreros que se preocupaban más por el combate que por las estrategias.

Pietyr había sido así también, en los años de su juventud. Profiriendo maldiciones a diestra y siniestra. El recuerdo, le agradó bastante.

Finalmente, estaba el Black Skull. Él es el que había desarrollado el mayor interés del vampiro. Sabía que era uno de los famosos cazadores, que se remontaban a antes de la inquisición... pero a ese hombre le faltaba algo. Sus palabras sonaban firmes.. pero sus manos dudaban. Sus labios pronunciaban amenazas, una y otra vez, pero sus dedos no las cumplían...

No, no era sólo eso. No era su duda la que desconcertaba a Pietyr, sino su falta de espíritu. Si, eso...

- Estoy resuelto a regresar a Temperance con los suyos "Mayor" (corrigiendo su anterior error), y el tiempo apremia... no gastaré más de éste en amenazas vacías. Nombre los términos de su libertad y que así sea...

Dijo a Ghost, poniendo fin a las discusiones. Ya tendrían tiempo para hablar. Afuera, las explosiones causadas por los humanos, en favor de destruír a todos los demonios salidos se cobraban su peaje. Todo el Central Park, reducido a cenizas. Y ¿para qué? si al instante que el impacto diezmó a los avernos, otros más surgieron en su reemplazo. Pietyr lo sabía, sentía las fuerzas oscuras incrementarse de nuevo. Más y más fantasmas que lograban escapar de los Devoradores acudían a él en refugio. Era... ingenuo pensar que criaturas nacidas del fuego fueran vencidas tan fácilmente con éste...

Para Raven:
Un mensaje, directo hacia él de parte de Pietyr se hacía presente. Debido a que esa plática ya no involucraba a Ghost, sólo Raven podía advertirla:

- Por favor, Black Skull... le sugiero que no me trate como a un neófito insolente. Se perféctamente lo que implican las palabras de alguien de su Clan. Ustedes nos cazarían hasta el fin del mundo si fuera necesario. Por un momento pensé que era Usted más... experimentado, pero debo decirle, y con todo el respeto del mundo, que a sus palabras le hacen falta la convicción de su estirpe.

Hace una pausa. Su tono, aunque mental, era tranquilo y amable

- No es un insulto. He visto a uno de sus grandes cazadores vencer, mano a mano a vampiros experimentados con la fuerza de su espíritu sola, hace poco menos de cien años. Él no tenía necesidad de usar artilugios como el que está en su mano ahora, que por cierto de poco le serviría.

Un Black Skull, como se decía, nunca dejaba rastros a seguir. A menos que...

- Ansío la noche en la que pueda Usted dejar de lado sus impulsos, y buscar la gloria que sus guerreros de antaño procuraban. Ojalá y fuera así como me vaya de este mundo... o, si así lo quisiera el destino, brindarle un honorable funeral, como a su ancestro.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tactics of the absolute

Mensaje por Invitado el Mar Dic 11, 2012 1:21 pm

El vampiro comenzó hablando sobre profecías. El poder de la providencia manifestado a los insignificantes mortales como nosotros, imposibilitados de hacer algo para detenerlas. Como creyente podía darle algo de razón, pero eso no quitaba que no fuese a hacer algo al respecto para salvar cuántas vidas fuese posible. Una segunda oportunidad no le venía mal a nadie. Mientras hablaba confundió mi rango, pero no hice mayor drama al respecto. Era un tipo que en más de una ocasión había demostrado que estaba forjado a la antigua… pero no a mi antigua, sino a la antigua de matusalén. No me sorprendió en sobremanera que me diera un rango que no tenía. Terminó su discurso con palabras que iban directo al hueso. Fruncí el ceño levemente, pensando sobre cómo debía reaccionar a eso. En cierta forma estaba cuestionando mis alcances, cosa que yo también había estado haciendo durante toda la noche. Si lo que pasó esa noche era sólo el principio, no había forma en que sólo yo, mis soldados y mi equipo podamos detener lo que se venía. El mundo es demasiado vasto.

Tras él habló el Black Skull, usando muchas pausas durante su discurso (off: deja de abusar de las comas, mierda! xD). Se mostró completamente reacio a entregar a la espiritista, cosa completamente entendible. Pero también debía entender que había cierto provecho que podíamos sacarle a la espiritista, de una manera distinta a la que conseguimos con Dafnée. En éste momento no necesitábamos a los brotherhood en nuestra contra. Sí necesitábamos que estén al tanto de que Raven no era el único dispuesto a metrallarlos, pero también de que podíamos cooperar de alguna forma. Si la situación se agravaba, matar una de las pocas espiritistas que teníamos al alcance definitivamente no iba a arreglar nada y muy posiblemente no empequeñezca en mayor medida los saldos de víctimas fatales. Finalmente terminó por hablarme como si estuviese dándome una orden a lo que sólo reaccioné dirigiéndole la mirada. Yo en ningún momento a ninguno de los integrantes de mi equipo les había dicho algo en tono de orden y al hacerlo él frente a un potencial aliado o enemigo no era de mucha ayuda. Cuestionaba mi autoridad.

En eso escucho una puerta a mis espaldas abrirse y tras unos minutos cerrarse. No me volteé ya que debía mantener mi atención fija al frente con el tema que estábamos discutiendo. No podía permitir mostrarme distraído. Mantenía mi actitud, volviendo la mirada al frente donde el demacrado vampiro se encontraba. Éste habló un poco más, aparentemente pasando por alto las amenazas de Raven (aparentemente ya que no soy telépata… literalmente) y se mostró resuelto a llevarse a la espiritista. – Terminos…. – Dije al fin, tras meditar unos segundos, con un tono casi críptico que sonaba aún más solemne debido a mi acento británico – Si vamos a llegar a un acuerdo, lo primero que necesitamos es un aporte de su parte. Ver iniciativa. Es poco lo que sabemos sobre lo pasado, de modo que necesitamos que nos faciliten información para agilizar nuestras investigaciones. He de suponer que dadas sus caballerescas costumbres y su manejo en temas sobrenaturales, has de tener más de algún dato que aportarnos – Sabía que muy probablemente a Raven no le agradaría que me muestre dispuesto a cooperar con las sangijuelas, pero aunque no pudiera verlo en ese momento, era necesario. La resolución final de todas formas no estaba en mis manos, sino en las de mis superiores pero sí estaba a mi cargo conseguir soluciones antes que más conflictos. – Necesito además tu palabra de que vas a hacer todo lo que esté a tu alcance para ayudarnos si las cosas vuelven a ponerse feas. También necesitamos que nos muestren garantías de que tienen los medios para cuidarla de modo que no se les escape del corral nuevamente, y que nos hagan saber si tienen otras a su cargo, o a la vista. Además, no podemos entregártela inmediatamente. Aún no tenemos certeza de lo delicada que pueda estar su salud, pero me comunicaré contigo en los próximos días… si estás de acuerdo con los términos, claro. –

Dejé un punto para el final, de ver a mi interlocutor interesado en concretar el trato, a fin de darle algo de crédito a las palabras de Raven ya que era evidente que había ido en contra de su política de “bajo ningún motivo entregamos a la espiritista”. – Finalmente, un último detalle para que sepas que mi acompañante no habla en vano. ¿Qué les parece un pequeño duelo deportivo en igualdad de condiciones para que se conozcan el uno al otro? -
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tactics of the absolute

Mensaje por Invitado el Mar Dic 11, 2012 2:08 pm

Las palabras que el vampiro le dedico realmente las ignoro, eran palabras vacías y sabía controlar mis impulsos para ser provocado, aun que lo que mi compañero dijo ya me hacia enojar un poco, darles al a espiritista ¿estaba loco? ya vimos sus errores y por ello ya estábamos pagando con la perdida de miles de vidas pero parecía que eso no le importaba...si tan solo tuviera mas poder sobre estos militares cosas como estas no estarían pasando pero por ahora solo me quedaba apoyar con sus estúpidas decisiones

Ghost, eres mi aliado pero has cometido la peor de las decisiones al entregarles a la espiritista, no te basta perder media ciudad y miles de vida y aun así se las das, me decepcionas

Estaba apunto de retirarme de aquel lugar cuando la propuesta de su aliado le llamo la atención, si bien ya estaba enojado, patear el culo de ese vampiro con los humos por las nubes seria un buen relajante

Acepto...pero tiene que ser a muerte por la "gloria" -dije esto ultimo burlándome de su anticuado sistema de honor que manejaba aquel vampiro-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tactics of the absolute

Mensaje por Invitado el Mar Dic 11, 2012 5:08 pm

Ese último comentario llevó a Pietyr a responder primero al tema sin importancia, y luego al importante.

- Ciértamente. Un desafío sólo puede terminar en gloria, haya muerte de por medio o no. Esta persona me ha decepcionado mucho, Mayor. Lo enfrentaré cuando sea digno de ser llamado Black Skull... ¿o quizás he exagerado su reputación?

El vampiro sabía de lo que Raven hablaba, acerca del "infierno" que vivían los suyos en inglaterra... y la respuesta causaría más ironía.

- Si su resolución fuera suficiente, si su poder tan grande como la leyenda dice, no habrían permitido que esto sucediera.

Pietyr hablaba palabras muy duras, pero eran necesarias. Así de divididos, faltos de propósito y confundidos, no serían rivales para el averno.

- Lady Azuka von Doom, joven Black Skull... vivió en inglaterra gran parte de su vida. Si su "infierno" para los vampiros fuera mediánamente cierto, hace mucho que habría dejado de existir, y sin embargo persiste para convocar a Russel Edginton y a los Cainitas que tanto sufrimiento le han causado a su gente. ¡No señor! Usted carece de los atributos necesarios para enfrentar a un Señor de la Noche...

El vampiro hace una pausa. Ya era tiempo de que Raven le disparara en la cabeza y terminara de liberar su odio infantil sobre Pietyr, o que aceptara que le faltaba mucha madurez para enfrentar lo sobrenatural, y que su idea de control ayudaría muy poco a la situación en general.

- Acepto todos los términos de la liberación de Temperance. Si hay sangre que fuese a ser derramada para detener a los infiernos, la mía será la primera, Mayor (como bien se podía dar cuenta cualquiera). A su vez, gran parte del conocimiento de lo oculto está con Temperance misma, y su sabiduría. Si le pido que transcriba la información pertinente para ustedes, no se las negará.

En tanto a la iniciativa se refería...

- Si ya hemos terminado, debo ir a la vanguardia, hacia el Parque. "Ellos" aún vienen. Las Puertas se han cerrado, pero las fracturas quedan. Estaré ahí, al alcance de su voz todas las noches, por si Temperance despierta (el vampiro ya podía sentirla más estable. Durante todo el transcurso de la plática, la presencia de Temperance había fluctuado un poco, pero se establecía finalmente). Una vez que sus ojos se abran, pediré a mi hermano, Zadsaquiel Stinfale que les proporcione los datos que tenemos.

Y si nadie tenía más que decir, el vampiro se retira. Si el Mayor Rogers le había dado su palabra de liberar a Temperance una vez que sus preocupaciones sobre la situación se hubieran clarificado, entonces eso pasaría. Lo peor que podía perder Pietyr es la fe en los únicos humanos que hacían algo para detener la catástrofe.

Esperaba que los hombres no perdieran la fe en sí mismos...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tactics of the absolute

Mensaje por Invitado el Mar Dic 11, 2012 5:47 pm

Hablas de honor y madurez vampiro como si realmente conocieras esas palabras, pero se te olvida que tu raza es la primera en atacar a traición a los nuestros, a los humanos, dime ¿Donde hay honor en eso? o no es obvio después de lo que paso esta noche, es su culpa y no lo puedes negar, su trabajo era simple, cuidar a una mortal espiritista pero ¿hicieron su trabajo? no vampiro, ustedes fallaron y con ello la perdida de miles de vidas humanas, quieres hablarme de honor cuando a tu espalda cargas con la muerte de miles de inocentes... Cuando dejes tu miedo y conozcas el real significado de madurar y honor te dejare tener una pelea digna para tu muerte

Fue lo ultimo que dije antes de retirarme, el se retiraba por igual y no tenia muchas ganas de hablar sobre la decisión tomada por ghost, solo esperaba que no se arrepintiera en un futuro por esta decisión
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tactics of the absolute

Mensaje por Invitado el Miér Dic 12, 2012 1:11 pm

Ya no había mucho que pudiera decir en ese escenario. El asunto había pasado a ser un conflicto personal, cosa que no me incumbía, por lo tanto sólo me mantuve en mi posición en silencio. Mientras discutían tomé nota mental de los nombres que mencionaba el vampiro, para incluirlos en mi reporte. Me volteé y noté que Dimitri ya no estaba con nosotros. Supuse que tal vez se había aburrido y había optado por retirarse. Esperaría a que ambos se retiren antes de irme, para asegurarme de que todo sea en orden. No creí necesario dar explicaciones a Raven sobre mi resolución. Tenía una ciudad que mantener viva y no podría conseguirlo si, teniendo ya una guerra entre manos, me dedicaba a hacerme enemigo de posibles aliados. Tiempo después descubriría que era cierto lo que decía el vástago, una espiritista no haría la diferencia.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tactics of the absolute

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.