Sipnosis
Memento Mori
Tras el festival

Fue un mes de locura, el que transcurrió luego del Festival de Invierno, luego de los cepelios de las víctimas, el poder quedó en las manos del Gobernador, Everett Goodweatherm tendría el control total sobre la ciudad, pero Azuka había logrado parte de su objetivo: Los rumores de que el gobierno de Washington ya no estaba tan convencido de compartir el poder con los vampiros; la situación se estaba saliendo de manos, y los cainitas y garras rojas parecían estar ganando la partida. Pero ninguno de los artífices de la destrucción, pensaron que los berkeser se volverían un problema para todos, porque los vampiros que no fueron asesinado por ellos, se transformaron en berkeser, que se han transformado en una manada que deambula por las alcantarillas atacando a quien se les enfrente o quien esté en su menú del día.

Humanos y Vampiros ya no tenían una alianza tan sólida como antes, y las desconfianzas estaban surgiendo.

Mientras que en medio quedaban los licanos, o por lo menos, parte de ellos, Fenrir y Fianna, pero quien padeció la peor parte fueron los Fenrir que en el atentado perdieron a su líder, del que jamás encontraron el cuerpo. Quedaría en manos del nuevo líder de los Fenrir y de Gissiel Earhart, determinar el destino de su clan y tradiciones, pero entre los licanos, se sabía la atrocidad cometida por las Garras Rojas, comandados por Arthur Redclaw, que se habían vuelto muy fuertes.

Por su parte, los rebeldes, el pequeño grupo de disidentes ya no parecían estar tan solos en su lucha, el gobierno de Washington los contactaría extra oficialmente para conseguir sus fines: controlar la ciudad, de una o de otra manera. Etienne LeBlanc, tendría que decidir..

On Line
*
Meses
OUTLINE
Memento Mori
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Derechos de Autor
Licencia Creative Commons

Memento Mori por Andrea, Nazaret y Melisa se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Memento Mori.

Licencia Creative Commons

diseño, códigos y tablas por Faeledhel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en perfil:Faeledhel.

un poco de teatro (Dean)

Ir abajo

un poco de teatro (Dean)

Mensaje por Invitado el Jue Sep 27, 2012 10:50 am

luego de una larga jornada de trabajo, y despues de cumplir los caprichos y ordenes de mi amo con todo gusto me veía libre. Mi amo iba a salir a no sabia bien que y eso me hacia senti triste. Realmente amaba a aquel vampiro con toda mi alma. Sentia que mi mundo hoy se rendia a mis pies, en mi mente la imagen de lili y seth, la imagen de ellos juntos me daban tanto celos.No sabia si ellos estaban o no juntos pero mi mente me jugaba tantas malas pasadas. Me imaginaba a aquellos dos abrazandose, besandose, amandose.

Saque mi ropa de dormir y la tendi sobre mi cama. Mire mi cama y senti que seria otra de esas noches en la que daria mil giros en ella en busca de mi sueño, que lloraría de enojo y que cuando la angustia me venciera me dormiria, sintiendo aquellas lagrimas secarse en mi cama.

Me meti al baño y me di una larga ducha. Luego de eso sali envuelta en mi toalla y me sente a ver unas entradas al teatro, que tonta habia sido al creer que mi amo aceptaria ir conmigo. Nisiquiera me habia dejado proponerselo, antes que yo le invitara me habia dicho que ya no me necesitaba mas.

Mire aquellas entradas y las tome en mis manos, no hoy no lloraría, no tan temprano. Saque de mi guardarropa algo de ropa como para salir, nada muy elegante pero tampoco de esa ropa que pasas desapercibida. Luego de eso tome las entradas y sali.

Al llegar al teatro estaba muy lleno, todos decian que la obra era buena quizas era verrdad, ya que la cola para entrar era demasiado larga. Esperaba sintiendo la mirada de alguien pero quien era el que me veia?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: un poco de teatro (Dean)

Mensaje por Invitado el Vie Oct 05, 2012 6:26 am

Al fin se había ocultado. El sol me refiero. No poder caminar bajo él era un serio problema. Eso si. Ser inmortal lo compensaba con creces. Tenía el don de la eterna juventud, y humanos hay muchos para alimentarme. Me divertía y reía, era feliz. Quizás si dentro de cien años pierdo a alguien importante pues... es posible que reconsiderara morir. O mas bien, suicidarme. Seguro que muchos se alegrarían de no verme nunca más, y otros de verme morir; harían una fiesta. Pocas personas llorarían mi perdida, pero las que lo hicieran lo haría con creces. Eso me ayudaba a seguir vivo. No hacer sufrir a mis seres queridos y joder a mis enemigos. Como sea, hoy tenía ganas de correr, bailar, saltar de un edificio a otro... y nada me lo iba a impedir. Me equivoqué. Algo si me lo impedía.

Se me había olvidado que día era hoy. Sería divertido. Pero hoy me apetecía saltar por todas partes, tenía mucha energía en el cuerpo, debía darle rienda suelta. Y la iba a dar con el objetivo que tenía que matar. Azuka nos había dado una lista de personas que tenía que desaparecer. ¿Por qué será que pienso que tan solo yo me estoy ocupando de ellos. mientras los demás hacen el vago. Da igual. Después de vestirme con unos pantalones negros juntos con una camisa negra y una corbata blanca que me puse suelta, salí dando un salto desde mi ventana al edificio de enfrente, en dirección al teatro. Llegué pronto al teatro, pero vi una cola larguísima. Joder que mala suerte. Me puse al lado de una chica y le sonrei.- Hola. A esperar en la cola eh-. Me resultaba conocida, como si la hubiera visto en otra parte.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.