Sipnosis
Memento Mori
Tras el festival

Fue un mes de locura, el que transcurrió luego del Festival de Invierno, luego de los cepelios de las víctimas, el poder quedó en las manos del Gobernador, Everett Goodweatherm tendría el control total sobre la ciudad, pero Azuka había logrado parte de su objetivo: Los rumores de que el gobierno de Washington ya no estaba tan convencido de compartir el poder con los vampiros; la situación se estaba saliendo de manos, y los cainitas y garras rojas parecían estar ganando la partida. Pero ninguno de los artífices de la destrucción, pensaron que los berkeser se volverían un problema para todos, porque los vampiros que no fueron asesinado por ellos, se transformaron en berkeser, que se han transformado en una manada que deambula por las alcantarillas atacando a quien se les enfrente o quien esté en su menú del día.

Humanos y Vampiros ya no tenían una alianza tan sólida como antes, y las desconfianzas estaban surgiendo.

Mientras que en medio quedaban los licanos, o por lo menos, parte de ellos, Fenrir y Fianna, pero quien padeció la peor parte fueron los Fenrir que en el atentado perdieron a su líder, del que jamás encontraron el cuerpo. Quedaría en manos del nuevo líder de los Fenrir y de Gissiel Earhart, determinar el destino de su clan y tradiciones, pero entre los licanos, se sabía la atrocidad cometida por las Garras Rojas, comandados por Arthur Redclaw, que se habían vuelto muy fuertes.

Por su parte, los rebeldes, el pequeño grupo de disidentes ya no parecían estar tan solos en su lucha, el gobierno de Washington los contactaría extra oficialmente para conseguir sus fines: controlar la ciudad, de una o de otra manera. Etienne LeBlanc, tendría que decidir..

On Line
*
Meses
OUTLINE
Memento Mori
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Derechos de Autor
Licencia Creative Commons

Memento Mori por Andrea, Nazaret y Melisa se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Memento Mori.

Licencia Creative Commons

diseño, códigos y tablas por Faeledhel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en perfil:Faeledhel.

Memorias cantadas

Ir abajo

Memorias cantadas

Mensaje por Invitado el Mar Ago 21, 2012 4:17 pm

Penthouse Stinfale
Times Square
20/febrero/2013
19:00


Tras los sucesos en el Winter Festival, había logrado recabar mucha información, necesitábamos reunirnos con los demás miembros de la hermandad, pero tenía un pequeño problema que solucionar. Vehuel estaba camino a New York, pero no podía hacer nada para detenerla, Takashi me lo había comunicado, eso me tenía un tanto preocupado de momento. Llame esa noche a Christina a visitarme, quería saber cómo estaba, pues en la noche del evento, note que había sido todo muy impactante para ella, era parte de la hermandad y dado que la conocía poco era una buena oportunidad para conocerla mejor y para saber cómo estaba.

Estaba en el balcón mirando la ciudad a lo lejos, pesando un tanto en todo lo ocurrido, era obvio que todo empezaría a cambiar y ya había estado pensando en que hacer. La ciudad lucía tan hermosa a la distancia, me quede algo pensativo, tanto había cambiado el mundo en tan corto tiempo y más aún ahora mismo la ciudad. Los Hijos de Caín habían acertado un golpe esplendido eso había que reconocerlo, pero también nosotros habíamos olvidado mantenernos alertas, los Berserker en la ciudad sueltos, era un peligro potencial, las calles estaban mucho más inseguras. Teníamos que tomar cartas en el asunto, debía empezar a reunirme con los miembros de los Brotherhood.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias cantadas

Mensaje por Invitado el Mar Ago 21, 2012 5:54 pm

Caminaba por las melancólicas y oscuras calles de Nueva York, pocos postes estaban encendidos y los que sí parpadeaban queriéndose apagar. Parecía un toque de queda, ninguna tienda abierta y eso que el sol se acababa de poner. Me dirigía al departamento de Zadsaquiel que me llamó y me dijo que me quería ver. Ojalá fuera importante, no quería poner un pie en estas sucias calles hasta que me diera la gana, ya fueran días, semanas. Entré en su edificio hasta subir hasta su departamento y tocar el timbre esperando a que me abriera la puerta. Él seguro sabía que era yo, pero tenía modales y siempre me gustaba tocar la puerta de las personas, era su departamento y lo respetaba.

Ojalá Stinfale tuviera una buena razón para hacerme salir de mi establecimiento, si no era así, un buen problema se llevaría. No quería nada con nadie, ni hablar, ni interactuar con ningún ser sobre la tierra. Lo de ese día me dejó realmente mal, aún veía la sangre y los cadáveres en mi mente como si fueran fotografías. Volví a tocar el timbre esperando a que saliera el vampiro.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias cantadas

Mensaje por Invitado el Jue Ago 23, 2012 10:44 am

El timbre sonó y lógicamente una mujer de unos 25 años abrió la puerta, usaba un vestido rosa con algunas flores bordadas, sus cabellos color ébano y ondulado ligeramente caían sobre sus hombros. Su amplia sonrisa le dio la bienvenida a Christina, usaba unos zapatos de tacón alto color blanco, un listón blanco en el cabello, la vasalla de Zadsaquiel Stinfale.

Buenas noches, gracias por venir Christina, Zadsaquiel estaba un poco preocupado, te espera en el estudio, deseas algo de tomar.

Menciono Eleonor invitándola a pasar y cerrando la puerta tras Christina, le sonrió y la condujo a la entrada del estudio. Zadsaquiel estaba mirando la ciudad en la noche, la gente estaba muy consternada y al parecer muchos de los hermanos vampiros también, pero él estaba más que nostálgico preocupado, todo esto no hacia más que traerle recuerdos. Repasaba las acciones ejecutadas por los Hijos de Caín, intentando encontrar nexos de futuros ataques, él sabía muy bien que ellos no se quedarían en paz, esto era solo el inicio.

Sostenía mi mano sobre mi quijada, como intentando buscar algo en el horizonte. En ese momento escuche la puerta abrirse, mire entonces hacia la puerta, acercándome a la entrada, era obvio que se trataba de Christina quien más podía presentarse esa noche, además la estaba esperando. Me acerque a la puerta y me quede parado frente a la misma esperando que ella entrase.

Bienvenida Christina, como has estado? … Perdona te citara pero es que en verdad me sentí preocupado, note que la noche del Winter Festival todo fue muy pesado para ti, no quería molestarte, uno necesita soledad, ven toma asiento, conversemos un poco.

La mire y sonreí, le pedí entonces que se sentara en alguno de los muebles que estaban en el estudio, eran dos cómodos sillones uno frente al otro con una pequeña mesa de centro en medio, había un escritorio grande en frente de los mismo y tras esos el balcón. El lugar tenía una gran estantería que lo circundaba donde habían varios libros de diferentes temas, era ahí donde Zadsaquiel estudiaba y quizás se reunía con sus colaboradores más cercanos.


Comentario:
Bueno veamos como van las cosas se me ocurre que con Temperante podemos hacer un post anexo, cuando se haga la reunión general o quizás visitarla en su mansión o citarla a que nos veamos, de todos modos debemos tener cuidado con eso. Luego no vaya a ser que Everett se moleste si solo queremos platicar con ella.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias cantadas

Mensaje por Invitado el Vie Ago 24, 2012 7:15 pm

Esperé a que alguien abriera la puerta. Hasta que un olor vino a mi nariz y de inmediato salió una chica invitándome a pasar. ¿Zad tenía vasalla? Joder, no sabía eso, bueno...¿qué carajo iba a saber? no lo conocía tanto como al Príncipe por ejemplo. -Muchas gracias. Y bueno... una copa con un poco de sangre no estaría mal. - Le sonreí mientras continuaba con ella hasta donde estaba el vampiro con aspecto de joven. Todo lo contrarío.

Estaba pensativo también mientras reaccionaba por mi llegada y escuchaba lo que me decía. Lo observé con tranquilidad mientras me sentaba a donde me había invitado. Demoré un poco en responder mientras miré a mi alrededor un momento. -Bonito lugar Stinfale. Y si, bueno... gracias por invitarme. La soledad aunque sea buena también se vuelve nociva para la salud mental de cualquier persona. - Suspiré y terminaba de acomodarme en el sillón. Este salón tipo estudio cerca del balcón me agradaba bastante.

-Si, fue algo pesado. Tal como lo fue para ti y para todos en general, especialmente en los humanos que lo único que queda de ellos es la sangre seca en alcantarillas y parte de las calles de Manhattan. - Fue seca y ácida. -Perdón por eso... - Era muy orgullosa. No quería admitir lo débil que era. Coloqué mi dedo en mi frente mientras cerraba los ojos y suspiraba. -... si fue muy fuerte especialmente para mi. Todo paso tan rápido y fue tanta masacre en tan poco tiempo que aún sigo impactada por ello. Es la primera vez que vivo algo así, lo de hace 13 años no se compara con esto. - Agregué mientras mi miraba denotaba tristeza. Quería desahogarme, y bueno... Si me había invitado Zadsaquiel era por algo. -Y bueno... Gracias por ayudarme en pleno momento si no fuera por ti y tus hombres... seguro no estaríamos teniendo esta reunión.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias cantadas

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 25, 2012 2:14 pm

Confieso que me causo algo de preocupación verla mostrar tanta emotividad, era obvio entonces que a pesar de su estado de vampiro, era una joven muy sensible, pero era comprensible. Me senté frente a ella y la mire con atención, era para mí tan encantador encontrar un vampiro con tanta sensibilidad, supongo que todo eso es el producto del romanticismo en el que vivimos ese ambiente tan encantador de esos años.


Si gustas puedes venir cuando quieras, en si este espacio como vez es una especie de biblioteca … por algún lugar espero poner un piano, aún estoy remodelando.

La escucho atento, sus palabras fueron obvias, en verdad no había sido participe de tanta sangre con anterioridad. La comprendí en cierta forma, me parecía a la vez tan extraño ver tanta emoción en un vampiro en ese preciso momento, pero más que nada me alegraba verla con bien pues al parecer no estaba muy preparada para el Winter Festival, no tenía en mente que algo así sucediese. No podía dejar que ella estuviese tan ausente de la realidad que estaba por venir, sabía bien que en ese momento algo mucho peor podía estar en camino, tenía que hacer algo al respecto, hacer que estuviese consciente de lo que estaba por venir.

No tienes que agradecer, era mi deber cuidar que nada malo te sucediera y más bien lamente no haber podido hacer más … puedo notar que en ese caso no tienes mucha preparación en combate y cacería … si lo deseas puedo bien enseñarte, siempre estoy entrenando … sabes en verdad creo que esto es solo el inicio de algo mayor, debemos prepararnos para lo que vendrá.

Mencione mirando a Christina, estaba un tanto preocupado por las cosas que sucedían y también porque la propia seguridad de mi hermana. Me recosté sobre el sofá mirando hacia el techo un leve momento, era obvio que para todos los eventos había tenido una trascendencia diferente, para ella era impactante ver tanta sangre, para mí era lo que vendría, el mundo estaba cambiando mucho más rápido de lo que podíamos reaccionar y no podíamos permanecer sin hacer nada al respecto.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias cantadas

Mensaje por Invitado el Dom Ago 26, 2012 2:14 pm

Escuché lo que me dijo, sus reacciones y palabras ante todo lo que le había dicho hacía segundos. ¿Entrenamiento? Fruncí el ceño un poco por eso mientras lo pensaba. No necesitaba nada de eso, me sabía defender perfectamente y acabar con otro vampiro en cuestión de segundos, y luchar contra un lobo tampoco me era muy difícil.

-No es cuestión de entrenamiento Zad. Se defenderme muy bien ante cualquier criatura que llamemos normal nosotros... No contra esos híbridos extraños que nos atacaron como si fuéramos la presa. Intentar acabar con uno de ellos, en un duelo uno contra uno es un suicidio. Logré "abatir" a uno antes de que el otro viniera a por mi y que gracias de nuevo a tus tropas lograron detenerlo luego de muchas flechas y aún así seguía luchando. - Suspiré mientras observaba a Stinfale.

-Lo que viene será horrible lo sé, y la gente que murió en el festival es apenas un tercio de las que cederán al final de todo esto y que si logramos detener, no se saldrán con la suya los Hijos de Caín. - Seguí comentando mientra esperaba la copa de sangre.

Me levanté del sillón por un momento para irme al balcón el cual se lograba ver gran parte de la ciudad. El ambiente seguía tenebroso, no había nadie en las calles ni vampiros. ¿Quién saldría luego de tal masacre? Había que ser bastante desequilibrado y loco para hacerlo, siendo humano por supuesto.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias cantadas

Mensaje por Invitado el Jue Ago 30, 2012 8:32 am

La escuche con mucha atención, la verdad sentí esa sensibilidad y sensación de luto, era verdad mucha sangre se había derramado, me alivio saber que ella también se preocupaba por lo mismo, me levante y acerque al librero. En ese momento entro Eleonor por la puerta, traía una bandeja con dos copas de sangre, algo tibia, se acercó a la mesa del centro. Christina estaba mirando por el balcon la ciudad, lucia tan desierta, hace solo algunos días se venía mucho más llena y viva pero con los toques de queda todo era diferente.

Permiso, espero sea de su agrado, esta tibia.


Gracias Eleonor, por favor pídele a Vehuel que no haga mucho alboroto, la veré más tarde.

Agregue, sonriendo al mirarla, en eso tome un libro de la mesa y luego tome mi copa y la de ella, me acerque a Christina y se le extendí. Eleonor asintió y salió de la habitación cerrando la puerta tras de ella, puse mi copa en el barandal y abrí mi libro en una página en particular, estaba buscando una información en particular. Mire la ciudad con algo de nostalgia y preocupación, pues todo esto me recordó mucho a mi vida pasada, los tiempos en que era tan habitual para mi tratar con guerras y derramamientos de sangre. Ella tenía tanto tiempo yo en este mundo, que cambiaba tanto, pero conservaba mucha de su sensibilidad, no dudaba de su fuerza, pero con todo el lugar como estaba. Era obvio que necesitaríamos que los miembros del clan fueran más fuertes.

Mientras pueda yo te ayudare, eres parte del Clan, todos buscamos el mismo fin, un sueño idílico para los Hijos de Caín, pero no decidimos salir a la luz. Debemos hacernos más fuertes Christina, hemos vivido mucho tiempo en relativa paz, sé que buscas lo mismo que yo. Me preocupa todo lo que vendrá.

Me acerque un poco a ella y le mostré una página del libro, era un compendio que hablaba sobre demonios y principalmente sobre Mammon, su relación con la sangre y los vampiros. El libro incluso hablaba de las profecías de Nod, de todo lo que vendría según el libro sagrado de los vampiros. Era el libro que Zadsaquiel le mostraba un compendio pequeño de tantos otros, por alguna forma decirlo su resumen personal de todo lo que había leído.


No sé qué tanto sabes de la historia antigua de nuestra raza, ni tampoco que tanto sabes de mí, fui uno de los Hijos de Caín y participe en muchas de sus guerras antes de volverme a los Brotherhood … quizás por eso me preocupa aún más lo que vendrá porque se lo que son capaces de hacer y lo ya han hecho.

En realidad su mente estaba algo confundida pensando en tantas cosas, los registros que llevaba de la historia de los de su raza siempre se limitaba a las notas de todas las cosas que había leído, algunos de esos libros y también sus memorias personales.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias cantadas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.